viernes, 1 de junio de 2018

Resumen de la Temporada 2017/2018



LO HICIMOS DE NUEVO PORQUE NO SABÍAMOS QUE ERA IMPOSIBLE

La temporada no empezaba con un objetivo claro, aparte del obvio de quedar lo mejor posible en la clasificación, pero sin una intención clara y definida, de hecho más de uno pensaba que quedando con balance de victorias-derrotas en positivo ya se podría calificar de exitosa.
Pero un servidor en el fondo tenía el anhelo de volver a hacer algo bonito, pese a que se comenzaba la pretemporada mucho más tarde de lo habitual, y además con el hándicap de tener que volverme a ganar la confianza del grupo, de un grupo que a nivel deportivo conozco perfectamente y con el que, pese a quien le pese, hacemos un buen tándem, sacando el máximo de todos y cada uno de los miembros que lo componemos.
Para “ayudar” un poquito más, la plantilla se antojaba corta de efectivos, lo que supone sí o sí que a cada baja por lesión, trabajo y/o asuntos personales de un miembro del equipo, el resto tenía que dar un paso adelante en esfuerzo para compensarla.
Y así nos plantamos en el primer partido de Liga, después de haber disputado varios amistosos con equipos de diferentes niveles, que nos permitieron ir cogiendo el ritmo y el acoplamiento necesario.
Comenzábamos en la jornada 3 ya que nuestro grupo estaba compuesto de 12 equipos y por lo tanto se producían dos jornadas de descanso en cada una de las vueltas del calendario, tocándonos a nosotros descansar en las jornadas 1 y 2.
El rival era el Massanassa y el partido se disputaba en casa. Un equipo el valenciano que conocíamos de la temporada anterior y que había quedado empatado con nosotros en la 5ª posición con un balance de 15-9, y que dispone de unos jugadores de gran físico, y que en teoría debería ser uno de los equipos punteros, no obstante llegaban a Segorbe con sus dos partidos disputados anotados como victorias. El partido fue igualado hasta la mitad del segundo cuarto cuando a partir de un parcial de 7-0 cogíamos una ventaja que ya no dejaríamos durante todo el encuentro y que nos permitía ganar cómodamente por 70-60. La primera ya estaba en la saca.
Para la jornada 4 nos esperaba un viaje a Alcasser para enfrentarnos a un duro rival, de los que se hacen fuertes en casa y que estaba con un balance de 2-1. Encuentro al que acudimos con muy pocos efectivos (solamente 8 jugadores) y que fue una Montaña Rusa, ya que arrollamos al rival durante el primer cuarto (13-24) para ser arrollados por el rival en el segundo (26-11) y seguir con máxima igualdad hasta los minutos finales donde un 10-0 final nos daba la segunda victoria por 76-67. Dos de dos.
Jornada 5 y recibíamos al filial del Almassera, un equipo muy joven al que había visto días atrás en su partido contra el Puzol y que en teoría no debía crearnos demasiados problemas pese a que en ese momento estaban con 2-2 en la clasificación. Pero los valencianos se llevaron el partido a su terreno desde el primer momento, con una defensa fuerte y un tanteo bajo y se mantuvo dentro del partido e incluso con la iniciativa en el marcador hasta bien entrado el último cuarto. Por más oficio que juego fuimos capaces de llevarnos el partido sin mucha brillantez por 64-53 y así conseguíamos la tercera victoria en otros tantos partidos.
Para la jornada 6 teníamos que viajar a casa de un “viejo amigo” de la categoría: el Quartell, que nos recibía con un balance de 1-4 y que por lo que habíamos oído tenía la baja de uno de sus jugadores más importantes. Y en efecto, el rival apenas opuso resistencia ya que desde el primer minuto tomamos la iniciativa, llegando al descanso con una ventaja de 20 puntos que administramos durante la segunda parte para llegar al resultado final de 76-61 en una victoria mucho más cómoda de lo esperado. Seguíamos sumando, cuatro de cuatro.
Nos plantábamos invictos en la jornada 7 y recibíamos al Almassora, un equipo con balance 1-5 que en teoría debía ser asequible, y así fue hasta que nos dejaron, lo digo porque tras disputar la primera parte con ventajas que rondaron los veinte puntos, una subida de líneas y agresividad del rival permitida por la pareja arbitral, unido a un bajón espectacular por nuestra parte, especialmente mental, producía la reducción paulatina de la diferencia hasta convertirse en una dolorosa derrota por un punto (72-73), diferencia que fue la única del rival a falta de menos de diez segundos para la finalización. Pero dentro de lo malo (posiblemente uno de los dos peores momentos de la temporada) tuvimos una gran noticia, que fue la disputa de sus primeros minutos de Carlos Fuertes tras la grave lesión de rodilla de la temporada pasada. Balance de 4 victorias por 1 derrota.
Con el cabreo de la jornada anterior nos plantábamos en la jornada 8 visitando a nuestros vecinos de Altura, un campo que históricamente no se nos había dado nada bien, de hecho ningún jugador de esta generación había ganado allí. Partido muy trabajado y disputado, y que supimos jugar con mucha seriedad, para llevarnos a una nueva victoria por 73-64, cambiando la historia reciente y reencontrándonos nuevamente con la victoria. 5-1 para seguir en la parte alta de la clasificación.
Jornada 9 y desplazamiento a Puzol para enfrentarnos al líder invicto (6-0), y segunda derrota en un partido gélido, tanto por la temperatura ambiente como por nuestra implicación, especialmente en la primera parte, que permitió coger al rival una diferencia superior a los diez puntos que administró hasta el final pese a nuestra clara mejoría tras el descanso: 68-55 pero seguíamos en la tercera posición.
En la jornada 10 nos visitaba el Benicarló, equipo que hasta ese momento estaba con un balance de 4-3, a una sola victoria nuestra, un equipo que desde el primer minuto cogió las riendas del marcador ganando el primer cuarto por doce puntos, lo que nos planteaba realizar un partido a tres cuartos para poco a poco ir reduciendo la diferencia. Así lo hicimos, y paso a paso y basándonos en una gran defensa recortábamos la diferencia hasta ponernos por delante a falta de algo más de dos minutos para la finalización, para llevarnos una victoria muy trabajada por una pequeña diferencia de tres puntos: 61-58. Balance de 6-2 manteniendo la tercera plaza.
Jornada 11 y visita a otro de nuestros rivales directos, el Barrio del Cristo, un equipo con mucho físico y con un juego intenso, que nuevamente cogió la dirección del marcador desde el principio y marcó diferencias que si bien no fueron demasiado grandes en ningún momento, supo administrar durante todo el partido para imponerse por 73-63 en otro partido jugado a menos nivel del habitual por nosotros. Balance 6-3 en este momento para mantener la tercera plaza junto al mismo Barrio del Cristo y el Alcasser, y ya a dos victorias de los líderes Puzol y Villarreal.
No parecía un partido muy propicio el de la jornada 12 (última antes del parón navideño), ya que a nuestro bajón en el nivel de juego se unía la visita del líder Villarreal que venía de una racha de 7 victorias consecutivas,  pero esta vez si que estuvimos muy enchufados desde el principio con un 9-0 de salida que dejaba claras nuestras intenciones y pese al buen nivel de juego rival, con un equipo joven y veloz no conseguían ponerse por delante, llegando al descanso con cuatro puntos de ventaja para nuestros intereses. Y llegó el tercer cuarto, que ha sido uno de los mejores de toda la temporada, y en un visto y no visto a base de una gran defensa y un magnífico juego ofensivo endosábamos un 19-3 que rompía el partido y llevaba la diferencia a rondar los 20 puntos, cosa que ya no variaría hasta el final del partido. Victoria por 81-60 que nos colocaba con un balance de 7-3 manteniendo la tercera plaza.
Pasó la Navidad y retomamos la competición con el último partido de la primera vuelta visitando al Torrent, un equipo que había empezado muy dubitativo pero que mejoraba a medida que pasaban las jornadas, en ese momento se encontraba con un balance de 4-6. Primera parte muy activa por parte de ambos equipos, con los ataques imponiéndose a las defensas para llegar con siete puntos de ventaja al descanso. Pero ocurrió algo impensable, que fue que todo el equipo sufrió un cortocircuito tanto en defensa como en ataque que nos llevó al peor cuarto de toda la temporada, y pasamos de ir 7 arriba a colocarnos 13 abajo durante ese periodo, diferencia que ya no pudimos remontar porque la dinámica de esa segunda parte era nefasta, perdiendo el partido por la máxima diferencia de la temporada 78-62 y dejándonos con 7-4 nuevamente en tercera posición empatados con nuestros habituales compañeros del Barrio del Cristo y Alcasser.
Primera vuelta cerrada con el mencionado balance, que pese a no ser malo dejaba muy mal sabor de boca por la última derrota, ya no por ella en si, sino por las malas sensaciones trasmitidas a nivel colectivo. Tocaba recuperarse y conjurarse y nos planteamos un reto, que no era otro que hacer una segunda vuelta “bonita”, de esas que sabemos hacer, y así fue… seguimos con la segunda vuelta.
Tras el descanso en las jornadas 14 y 15 por lo expuesto al principio retomábamos la competición visitando al Massanassa, un equipo que tras un buen comienzo comenzaba a dar síntomas de debilidad, y nosotros, pese a ir muy mermados de efectivos, dominamos el partido de principio a fin realizando un tercer cuarto para enmarcar, donde nuestros tiradores anotaron 9 triples para endosar un parcial de escándalo 35-13 y llevarnos a una comodísima victoria por 73-54. Parecía que volvíamos al buen camino y nos poníamos 8-4, empatados con un Alcasser en alza.
Un Alcasser que era nuestro rival en la jornada 17 y que vino a Segorbe a realizar un partido muy serio, en el que estuvo detrás en el marcador durante tres cuartos, pero que no se fue del partido en ningún momento, para luego, aprovechar sus opciones y nuestro bajón físico del último cuarto y llevarse la victoria. Derrota por 58-65 pero sin tener las malas sensaciones de anteriores derrotas. Balance de 8-5 y última derrota de la temporada cuando faltaban todavía por jugarse 9 partidos.
Jornada 18 y viaje a Almassera para enfrentarnos a uno de los equipos de la parte baja de la clasificación, pero un equipo de gente joven que te exige siempre al máximo con las virtudes y defectos que se le pueden suponer a un equipo de corta edad. Primera parte muy igualada para imponernos en la segunda gracias a un muy buen tercer cuarto y una gran defensa. Repetíamos el marcador de la primera vuelta 64-53 y nos colocábamos 9-5 empatados con Alcasser, a dos victorias del Villarreal y a cuatro del líder Puzol.
Nueva jornada propicia para nuestros intereses la 19 ya que nos visitaba el colista Quartell al que habíamos ganado cómodamente en la ida. Partido sin historia en el que el rival compitió al máximo de sus fuerzas pero que supimos llevar con solvencia para ganar  66-51 y ponernos 10-5 nuevamente en solitario para la tercera plaza.
Jornada 20 y visita a Almassora, con ganas de devolver la dolorosa victoria recibida en la primera vuelta. Primera parte de mucha anotación y muy igualada para romper nuevamente el partido en un gran tercer cuarto con mucho acierto y nuevamente con una gran defensa. Resultado final 81-67 que nos reafirmaba en nuestro juego y en las buenas sensaciones. Balance de 11-5 y seguíamos sumando.
Recibíamos a nuestros vecinos alturanos en la jornada 21 y como no podía ser de otra manera se desarrolló un partido muy disputado, con no demasiado acierto, pero repleto de intensidad. Un partido que también dominamos de principio a fin para ganarlo por diez puntos, 62-52 y colocarnos 12-5 en la tercera posición
Si bien todos los partidos eran importantes, lo más positivo de todo es que dependíamos de nosotros, ya que de seguir ganando todos los partidos hasta el final de temporada conseguíamos el ascenso sí o sí, y en esa situación vino a Segorbe en la jornada 22 el líder Puzol con un balance de 15-2, líder que también perdió en un encuentro muy igualado, duro y de gran intensidad que supimos llevarnos a nuestro lado con un resultado de 63-57 para seguir, ahora ya más cómodamente en la tercera posición.
Jornada 23 y viaje a la siempre difícil cancha del Benicarló, ante un equipo que nos había complicado mucho la vida en casa y que había demostrado (y seguiría demostrando, ya veréis) que era capaz de ganar a cualquier equipo, y más en su casa.  Primera parte con gran acierto de los locales que nosotros éramos capaces de contrarrestar también con un fluido juego ofensivo, para llegar al descanso uno abajo 39-38. Y nuevamente gracias a una grandísima defensa un espectacular tercer cuarto que rompía a nuestro favor el partido (20-10) que nos permitía coger una distancia cómoda que mantendríamos hasta el final para vencer otro partido más (6º consecutivo) por 70-58 y ponernos con un balance de 14-5, a una sola victoria del Villarreal y a dos del líder Puzol.
Y como nadie dijo que esto iba a ser fácil, en la jornada 24 nos visitaba otro de los equipos de la parte alta y que nos había ganado en la primera vuelta, el Barrio del Cristo. En otro partido intensísimo y durísimo conseguíamos doblegarlos gracias especialmente a un gran primer cuarto (20-9) en el que cogimos una diferencia que supimos mantener durante todo el partido pese al gran esfuerzo rival (62-56). 7ª victoria consecutiva para ponernos 15-5, a una sola victoria del liderato, ya que el Puzol perdía en la cancha del Benicarló por 90-80.
Penúltima jornada y partido clave ya que visitábamos al Villarreal. Las cuentas eran bien claras, ya que al llevarnos una victoria y ser rival directo, si perdíamos el encuentro desaparecían todas las posibilidades de ocupar una de las plazas de ascenso y si ganábamos empatábamos con ellos en la tabla, pero con la ventaja de haberles ganado los dos partidos, lo que nos colocaba en caso de empate por delante en la clasificación.
La movilización que se hizo por parte del Club y la respuesta de todos los aficionados, jugadores de cantera y familiares es algo que tardaremos en olvidar. Un pabellón villarrealense repleto, con más de 450 personas de las que aproximadamente 150 eran de Segorbe se vestía de gala para ofrecer un espectáculo de animación, cánticos y bombos que ya quisieran para ellos muchos equipos de categorías bastante superiores.  ¡¡ Gracias ¡!
El partido discurrió  en la primera parte dentro de los parámetros lógicos, con la iniciativa de los locales que gracias a su intensidad en ambas partes de la cancha conseguían anotar con cierta fluidez, cogiendo diferencias que nunca fueron superiores a los diez puntos, para llegar al descanso con una diferencia en contra de nuestros intereses de 8 puntos (41-33 para los locales). Pero nuevamente y partiendo de nuestra gran defensa comenzamos en el tercer cuarto, primero a reducir las diferencias,  y segundo a colocarnos por delante a falta de cuatro minutos para acabar el partido y así llevarnos un partido que nos ponía con pie y medio en Autonómica (63-55). Habíamos dejado al equipo más anotador de la competición (73 puntos de media por partido) en 55, dejándoles anotar en toda la segunda parte solamente ¡¡ 14 puntos ¡!.  Pero todavía faltaba rubricarlo en el último partido, ante nuestro público.
Última jornada a la que llegábamos con posibilidades de ser Campeones, Subcampeones o incluso quedarnos fuera si perdíamos y el Villarreal ganaba, pero no hubo emoción, ya que antes de empezar nuestro partido nos llegaban las noticias de nuestro rivales directos: Puzol ganaba en casa a Barrio del Cristo lo que les hacía matemáticamente Campeones y Villarreal perdía en Benicarló (sí, nuevamente el Benicarló) lo que nos daba el Subcampeonato aunque perdiésemos nuestro último partido ante el Torrent.
Por todo ello, nos concentramos para ofrecer un buen partido a nuestra afición y para resarcirnos de la dura derrota cosechada en Torrent en la primera vuelta. El partido tuvo muy poca historia, ya que desde el primer momento abrimos hueco en el marcador para paulatinamente ir aumentando las diferencias (23-12 al final del primer cuarto, 46-32 a la media parte, o 57-36 al final del tercer cuarto), a lo que se unió una lógica relajación del último periodo y así llevarnos también el partido (9º victoria consecutiva) por 64-55 y acabar la liga en segunda posición con un balance de 17 victorias y solamente 5 derrotas.
Otra grandísima temporada jugada de menos a más, con una aceptable primera vuelta y una segunda vuelta sobresaliente que nos permitió finalmente volver a la categoría que este equipo merece jugar, que es la Autonómica.
Ahora toca apuntalar el equipo, reforzar dentro de nuestras posibilidades (que no son muchas, ciertamente) los huecos que queden en la plantilla y comenzar a trabajar para que en la próxima temporada podamos ofrecer nuevamente un buen baloncesto y grandes alegrías a nuestra fiel afición.













Como entrenador, muy orgulloso de mis jugadores, mi agradecimiento y aplauso a todos y cada uno de ellos.

¡¡¡ GRACIAS ¡!


¡¡ Adiós a la temporada 2017-2018, y hola a la temporada 2018-2019 ¡!







lunes, 23 de abril de 2018

Segorbe 64 Torrent 55



Después del gran partido de la semana anterior en Villarreal solamente tocaba certificar el ascenso ganando el último partido de la temporada en casa, pero el ascenso se conseguía incluso antes de comenzar a jugar ya que nos llegó la buena noticia para nuestros intereses de la derrota del Villarreal en Benicarló. Aun así salimos a la pista con ganas de vencer y dar una nueva alegría a nuestra afición, que nuevamente se volcó con el equipo y lleno de nuevo el pabellón de Segorbe.
Un primer cuarto electrizante jugado a una gran velocidad en ataque y con nuestra defensa parando el ataque rival nos daba desde el primer momento ventajas cómodas que ya no perderíamos en todo el partido. Primer cuarto con el marcador de 23-12 para nosotros.
El segundo cuarto transcurrió por nuestra parte de la misma forma, anotando con muchísima fluidez, con un juego rápido, aunque es cierto que nuestro nivel defensivo bajó y permitió al rival también anotar con cierta facilidad, especialmente de la mano de su mejor jugador (dorsal 10 Carlos Guimerá). Segundo parcial también a nuestro favor por 23-20 para llegar al descanso con una cómoda ventaja de 14 puntos (46-32).
Durante el tercer cuarto nuestra defensa siguió funcionando perfectamente, lo que impedía que el rival apenas anotara, pero nuestro ataque también bajó sus prestaciones y comenzó a costarnos demasiado ir sumando puntos. Bajo tanteo el de este cuarto (11-4) también a nuestro favor para llegar al definitivo cuarto con una máxima ventaja de 21 puntos (57-36).


Y ocurrió lo que sucede a veces, que durante el último cuarto y con una ventaja muy cómoda la relajación natural llega y se comienza a jugar de forma menos colectiva, lo que se traduce en una baja anotación y en un rival que aprovechando el bajón va maquillando el resultado. Último cuarto para olvidar con el único parcial en contra de 7-19 para llegar al resultado final.
Destacar en este partido el gran trabajo tanto en defensa como en ataque de José Barrachina, así como los electrizantes minutos de Rubén Villaba que fueron básicos en el momento de ruptura del partido.
Torrent:  2 canastas anotadas de tres puntos. 18 canastas anotadas de dos puntos. 13/23 en tiros libres (57%) y 21 faltas personales cometidas
Segorbe: 2 canastas anotadas de tres puntos. 23 canastas anotadas de dos puntos. 12/24 en tiros libres (50%) y 20 faltas personales cometidas.
Anotadores: Raúl Marín (4 puntos en 14 minutos), Carlos Marín (2 p. en 13 m.), Alberto Luna (6 p. en 19 m.), Carlos Fuertes (4 p. en 25 m.) y José Barrachina (23 p. en 34 m.) -cinco inicial- Marc Giménez (4 p. en 22 m.), Alberto Benedicto (5 p. en 30 m.), Rubén Villalba (10 p. en 22 m.), Víctor Almendros (6 p. en 22 m), Vicen Plasencia y Manu Plasencia.

En breve colgaré un post con el resumen y los datos de la temporada.

#somosequipo #somoscbsegorbe

lunes, 16 de abril de 2018

Villarreal 55 Segorbe 63



La tarde prometía emociones fuertes, un pabellón lleno, con dos aficiones volcadas con sus equipos, dos equipos que estábamos haciendo una gran temporada y que además llegábamos con las dos mejores rachas de victorias (7 partidos seguidos ganados nosotros por 5 consecutivos de los locales), y para colmo, por caprichos del calendario, un partido que iba a decidir casi con total seguridad qué equipo iba a acompañar al Puzol en el ascenso a Autonómica.
Los locales hipermotivados, cogieron pronto las riendas del marcador tras un 0-4 inicial a nuestro favor, con un baloncesto rápido y certero además de su habitual fuerte presiñon defensiva. Todo ello se traducía en diferencias locales que llegaron a los 9 puntos y en un tanteo muy elevado, 25-18 al final del primer cuarto.
Conseguíamos parar de alguna manera su anotación durante los primeros minutos del segundo periodo y llegábamos incluso a ponernos a solamente dos puntos (29-27) a falta de algo menos de 4 minutos para el descanso, pero el rival de la mano de su mejor jugador (nº 13 J. Villar) en un cuarto que fue practicamente un monólogo suyo (anotó 14 de los 16 puntos de su equipo), conseguía nuevamente ampliar la diferencia para llegar al descanso con un resultado de 41-33 tras un segundo parcial también ganado por los de la Plana por 16-15.
Cambiamos la cara en la segunda parte y gracias a un cambio en nuestra defensa comenzamos a cortocircuitar el hasta ese momento fluido ataque local, consiguiendo primero, frenar la anotación, y segundo, estabilizar el partido, para punto a punto, ir recortando las distancias y llegar así al final del tercer cuarto con nuestras opciones intactas, con un marcador de 47-45 tras un tercer parcial favorable de 12-6.
Unos buenos primeros cuatro minutos locales volvieron a darles una diferencia peligrosa para nuestros intereses (54-47), pero creciendo a partir de nuestra magnífica defensa conseguíamos empatar el partido gracias a un canastón de José Barrachina a falta de cuatro minutos para el final (54-54). A partir de ahí, solidez defensiva por nuestra parte (1 solo punto anotado por el rival), temple en las acciones ofensivas para encontrar las mejores opciones (2+1 de Fino y triple de Fuertes) y tranquilidad en los tiros libres en la presión desesperada de los locales, para llegar al resultado final tras un último parcial favorable de 18-8.
Todavía nos queda un último paso, el próximo sábado en casa, ante los nuestros, que seguro que volverán a responder como este sábado.  ¡¡ Muchas gracias por todo !!  ¡¡ Fuísteis importantísimos en todo momento !!!
Villarreal: 5 canastas de tres puntos anotadas. 16 canastas de dos puntos anotadas. 8/15 (53%) en tiros libres. 25 faltas personales cometidas.
Segorbe: 3 canastas de tres puntos anotadas. 14 canastas de dos puntos anotadas. 26/34 (76%) en tiros libres. 20 faltas personales cometidas.
Anotadores: Raúl Marín (11 puntos en 28 minutos), Carlos Marín (3 p. en 16 m.), Alberto Luna (16 p. en 25 m.), Carlos Fuertes (13 p. en 35 m.) y José Barrachina (8 p. en 28 m.) -cinco inicial- Marc Giménez (2 p. en 6 m.), Alberto Benedicto (7 p. en 34 m.), Rubén Villalba (0 p. en 14 m.) y Víctor Almendros (3 p. en 13 m.)  No jugó por lesión Vicen Plasencia.

lunes, 9 de abril de 2018

Segorbe 62 Barrio del Cristo 56

Séptima victoria consecutiva ante un rival directo, en un partido muy duro e intenso desde el primer hasta el último minuto. Desde el 2-5 del minuto dos de partido y gracias a dos triples consecutivos que nos pusieron por delante, la iniciativa del encuentro fue siempre nuestra, consiguiendo en el primer cuarto gracias a una gran defensa y un ataque más fluido que el rival conseguir llegar con una diferencia de 11 puntos (20-9) a la finalización de los primeros diez minutos, diferencia que se demostró definitiva.
El segundo cuarto lo comenzamos con un triple de un enrrachado Carlos Marín que nos permitió durante todo el segundo cuarto movernos con diferencias a nuestro favor que rondaban siempre los diez puntos, llegando a una máxima de 13 (32-19) a falta de jugarse los dos últimos minutos, pero el rival en ese tiempo nos castigaba con un parcial de 0-4 para reducir la diferencia y llegar a la media parte con 9 puntos arriba (32-23) tras perder el segundo parcial por 12-14.
El tercer cuarto transcurrió con intercambio de canastas entre ambos conjuntos, que seguíamos jugando con una gran intensidad, llegando a falta de tres minutos a coger la que sería máxima diferencia del partido (48-34), que era nuevamente reducida por el rival con sendas anotaciones de sus mejores hombres, Luismi Bermúdez y Mamadou Alou, para llegar con un parcial de empate a 17 a un resultado de 49-40 con el que comenzar el cuarto definitivo.
Por si le faltaba algo al partido, en el minuto 2 y con un 51-43 en el marcador, empiezan a haber goteras en el pabellón por la gran tormenta que cae sobre Segorbe, y el árbitro nos reune a los entrenadores para tomar la mejor decisión posible. Tras unos minutos de deliberación se decide continuar atendiendo las goteras por medio de jugadores de la escuela del club que pasaban la mopa en los sitios conflictivos cuando el juego estaba en la otra canasta (desde aquí muchísimas gracias por la labor). Se reanudó el partido continuando con la misma tónica de igualdad e intensidad, con diferencias que se movían entre los 7 y diez puntos, llegando a los dos últimos minutos con un marcador de 59-49, que hacía pensar que ya estaba todo hecho, pero el rival no se rindió en ningún momento y todavía fue capaz de endosarnos un 0-7 que ajustaba el marcador a tres puntos (59-56) a falta de 48 segundos por jugarse. Tiempo muerto nuestro y gran canasta de José Barrachina, que nos vuelve a dar aliento y hace que lleguemos al final del partido con el resultado final, tras un último cuarto perdido por 13-16.
A falta de dos jornadas por disputarse la cosa no puede estar más emocionante, con tres equipos jugándonos las dos plazas de ascenso, y con un partido que será decisivo, la próxima semana en Villarreal que nos enfrentará a los locales, en lo que será una gran FINAL.


Barrio del Cristo: 7 canastas de tres puntos anotadas, 14 canastas de dos puntos anotadas, 7/17 en tiros libres (41%) y 22 Faltas personales cometidas.
Segorbe: 8 canastas de tres puntos anotadas, 17 canastas de dos puntos anotadas, 4/13 en tiros libres (31%) y 18 faltas personales cometidas.
Anotadores: Raúl Marín (8 puntos en 20 minutos), Alberto Luna (20 p. en 33 m.), Vicen Plasencia (12 p. en 17 m.), Carlos Fuertes (3 p. en 33 m.) y José Barrachina (7 p. en 34 m.) -cinco inicial- Marc Giménez (0 p. en 4 m.), Alberto Benedicto (2 p. en 18 m.), Carlos Marín (9 p. en 21 m.), Rubén Villalba (1 p. en 19 m.) y Víctor Almendros

domingo, 25 de marzo de 2018

Benicarló 58 Segorbe 70













Nuestra gran defensa fue una de las claves para la victoria


El partido comenzó con un ritmo trepidante de anotación por parte de ambos equipos, con ataques prácticamente sin fallo que se imponían claramente a las defensas, con cada equipo jugando sus bazas, nosotros cargando el juego interior y ellos con un baloncesto muy directo y físico buscando contínuamente los 1c1. Igualdad total menos un momento en el que nos pusimos 6 arriba (12-18), para llegar al final del primer cuarto con ventaja de dos puntos (22-24).
En el segundo cuarto la vorágine anotadora bajó en ambos lados, pero ellos, gracias a sus dos mejores jugadores (dorsales 15 P.Paris y 13 E.Nelson) seguían machacándonos en acciones individuales, estando nosotros mucho más parados en ataque, que suponía que los benicarlandos cogieran su máxima ventaja en el minuto 7 del segundo cuarto (37-29), tras un 15-5 de salida. Pero fuimos capaces de reconducir el partido y tras dos triples consecutivos de Raúl y Rubén nos volvíamos a meter de lleno y así llegar al descanso con una mínima ventaja de un punto (39-38) tras el único parcial perdido por 17-14.
Comenzamos el tercer cuarto con un cambio táctico que comenzó a darnos frutos, ya que paramos totalmente el ataque rival, lo que nos permitió coger pequeñas ventajas gracias al trabajo ofensivo de nuestros interiores (47-51 a falta de dos minutos para acabar el cuarto), pero ahí surgieron nuevamente nuestros exteriores y tras dos triples casi consecutivos de Carlos Fuertes y Raúl cogimos una ventaja de 9 puntos al final del cuarto (49-58) tras un tercer parcial ganado por 20-10.
El último cuarto fue, sin lugar a dudas el más "pastoso" en cuanto a juego. Toda la alegría mostrada por ambos equipos hasta ese momento desapareció y el cuarto transcurrió con diferencias a nuestro favor entre los 10 y 14 puntos, y con defensas que se imponían a los ataques, lo que se tradujo en un último parcial a nuestro favor de 12-9 que nos llevó al resultado final.
Gran trabajo defensivo de todos los jugadores que participaron en el equipo. Enhorabuena.
Benicarló: 4 canastas de tres puntos anotadas. 19 canastas de dos puntos anotadas. 8/13 en tiros libres (62%). 15 personales cometidas.
Segorbe: 6 triples anotados. 22 canastas de dos puntos anotadas. 8/15 en tiros libres (53%). 16 personales cometidas
Parciales 24-22, 14-17, 20-10 y 12-9
Anotadores: Raúl Marín (9 puntos en 25 minutos), Alberto Benedicto (8 p. en 26 m.), Carlos Marín (0 p. en 20 m.), Alberto Luna (17 p. en 25 m.) y Carlos Fuertes (12 p. en 33 m.) -cinco inicial- Marc Giménez (0 p. en 8 m.), Rubén Villalba (3 p. en 7 m.), Vicen Plasencia (7 p. en 20 m.), José Barrachina (14 p. en 28 m.) y Víctor Almendros (0 p. en 9 m.)

lunes, 19 de marzo de 2018

Segorbe 63 Puzol 57



El líder Puzol llegaba a Segorbe con un balance de 15 victorias por solamente dos derrotas, lo que significaba que al ser nosotros un rival directo, de haber vencido prácticamente hubiese tenido el ascenso asegurado. Por nuestra parte, para mantener nuestras opciones vivas, la victoria se antojaba definitiva.
Salieron los valencianos con una fuerte defensa, que no abandonaron en todo el partido, cargando su juego de ataque en uno de sus pivots (nº 30) que conseguía ataque tras ataque anotar, o bien en canasta o sacándonos tiros libres. De hecho en el parcial inicial de 2-9 los nueve puntos rivales fueron de ese jugador. Pedimos un tiempo muerto y tras un cambio defensivo conseguimos parar al rival y entrar en el partido, y así llegar a un paupérrimo 9-11 al final del primer cuarto.
No varió demasiado el partido en el segundo cuarto, con fuertes defensas que complicaban mucho los ataques, e igual que en el primer parcial nos costaba comenzar a anotar, lo que significaba un 0-6 de salida que llevaba el marcador a distancias en contra que rondaban los diez puntos, para llegar a una máxima ventaja a favor de los valencianos a menos de dos minutos para el descanso (17-28), que éramos capaces de recortar con un 5-0 y así dejar el marcador en 23-28 al final del primer tiempo tras un segundo parcial también perdido por 14-17.
El rival había conseguido llevarse el partido a su terreno, no en vano los 9 puntos del primer cuarto y los 23 de la primera parte son las anotaciones más bajas en dichos parciales en toda la temporada.
Obviamente teníamos que cambiar la dinámica del partido y ser más valientes cara el aro rival, y así salimos, mucho más sueltos en ataque y manteniendo una grandísima defensa, que nos permitía endosar un 14-4 en los primeros 7 minutos que nos ponía por delante en el marcador (37-32), y a partir de ahí mantener las distancias en lo que restaba del cuarto. Tercer parcial a nuestro favor por 19-11 para dejar un marcador en 42-39 con los últimos diez minutos por jugarse.
El último parcial fue el más anotador de todos, y eso pese a que las defensas seguían siendo muy duras en ambos lados de la cancha. Un 2-9 de salida volvía a poner a los de Puzol por delante (44-48), pero otro parcial nuestro de 10-0 nos colocaba nuevamente con la iniciativa en el marcador (54-48), pero el rival, que ya no se volvió a poner por delante en el marcador no nos permitía tampoco conseguir una diferencia más cómoda, y así, los últimos tres minutos de partido transcurrieron en pequeñas diferencias a nuestro favor entre los 3 y los 6 puntos, pera llegar al resultado final tras un último parcial favorable de 21-18.
Gran trabajo defensivo de todo el equipo, y un reconocimiento especial al grandísimo trabajo realizado por Alberto Luna y Alberto Benedicto ante las torres rivales.
Puzol: 1 canasta de tres puntos anotada. 22 canastas de dos puntos anotadas. 10/17 en tiros libres (59%). 24 faltas personales + 3 técnicas
Segorbe: 5 canastas de tres puntos anotadas. 16 canastas de dos puntos anotadas. 16/32 en tiros libres (50%). 17 faltas personales + 1 técnica.
Anotadores: Carlos Marín (6 puntos en 23 minutos), Alberto Luna (20 p. en 31 m.), Rubén Villalba (0 p. en 6 m.), Carlos Fuertes (8 p. en 40 m.) y José Barrachina (2 p. en 16 m.) -cinco inicial- Raúl Marín (9 p. en 19 m.), Marc Giménez (3 p. en 15 m.), Alberto Benedicto (13 p. en 32 m.) y Víctor Almendros (2 p. en 17 m.)

lunes, 12 de marzo de 2018

Segorbe 62 Altura 52



(c) IsaacFerreraFotógrafo


Cuando te enfrentas a nuestros vecinos de Altura sabes de antemano que, como ellos puedan desplegar su arsenal de juego exterior pueden pasar por encima de cualquier rival, y ejemplos en esta temporada hay unos cuantos, así que la primera premisa defensiva era minimizar esa situación. Comenzamos muy centrados en defensa y cogimos desde los primeros instantes la iniciativa en el marcador que no perderíamos durante todo el partido, pero el rival sobrevivía precisamente gracias a los tres triples que anotaba durante el primer cuarto: 19-15
El segundo cuarto bajó de ritmo ofensivo, nuestra defensa subió el nivel (de hecho los alturanos ya no volvieron a anotar ningún triple el resto del partido), y en ataque nos costaba atacar la defensa zonal que nos planteó el rival durante todo el encuentro, por lo que las canastas subían muy poco a poco. No obstante conseguíamos ponernos por primera vez rondando los diez puntos de diferencia al finalizar la primera parte, con un segundo parcial también ganado por 15-10, llegando a un resultado de 34-25 al descanso.
El tercer cuarto siguió con la dinámica del segundo, con las defensas superando claramente a los ataques y con goteo lentísimo de puntos, tanto a un lado como a otro, que se decantaba a favor de los visitantes porque llegamos al bonus de personales en el minuto 4 y permitimos de esa forma lanzar muchos tiros libres al rival. Parcial de 10-14 que ajustaba el marcador a cinco puntos (44-39) a falta de jugarse el último cuarto.
Un 6-0 de salida nos permitió ponernos nuevamente con una distancia cómoda (50-39) que nos permitió manejar el último cuarto sin sobresaltos, volviendo a coger aire en ataque con buenas transiciones rápidas sin dejar en ningún momento nuestra gran defensa. Último parcial a nuestro favor de 18-13 para llegar al resultado final.
A destacar el trabajo coral, sobretodo en defensa, de todo el equipo, donde todo el que participó realizó su trabajo con una gran actitud y entrega.
Altura: 3 canastas de tres puntos. 13 canastas de dos puntos. 17/32 en tiros libres (53%). 18 faltas personales 
Segorbe: 3 canastas de tres puntos. 20 canastas de dos puntos. 13/23 en tiros libres (57%). 25 faltas personales.
Anotadores: Raúl Marín (5 puntos en 25 minutos), Carlos Marín (2 p. en 21 m.), Vicen Plasencia (16 p. en 23 m.), Carlos Fuertes (14 p. en 33 m.) y José Barrachina (8 p. en 25 m.) -cinco inicial- Marc Giménez (5 p. en 18 m.), Alberto Benedicto (3 p. en 21 m.), Alberto Luna (7 p. en 15 m.), Rubén Villalba (2 p. en 19 m.) y Víctor Almendros (0 p. en 1 m.)

lunes, 5 de marzo de 2018

Almassora 67 Segorbe 81


Comenzó el partido con un gran ritmo por parte de ambos equipos que nos permitía realizar un juego rápido  y anotar ambos con fluidez, y a pesar de nuestro 1-6 inicial, el marcador se igualaba durante todo el cuarto para llegar al final del mismo con una mínima ventaja de 1 punto a nuestro favor: 20-21.
Siguió el segundo cuarto en la misma tónica, mucho acierto por parte de ambos equipos y transiciones y juego rápido imponiéndose claramente los ataques a las defensas. El rival conseguía segundos tiros, a los que sacaba rendimiento, gracias a su potente rebote ofensivo y nosotros no conseguíamos anotar todo lo que debíamos por los errores en tiros libres, que fue un lastre durante todo el partido. Aún así transcurrió el periodo con otra buena anotación de ambos 23-20, que dejaba el marcador al descanso en 43-41 para los de la Plana.
Obviamente, si queríamos llevarnos el partido debíamos mejorar tanto la defensa (43 puntos recibidos son muchos) y el rebote defensivo para evitar las segundas opciones comentadas. Así lo hicimos, y gracias a una grandísima defensa conseguimos parar el ataque local, y además supimos sacar con gran facilidad la defensa presionante que nos planteó el rival consiguiendo canastas fáciles en transición que punto a punto nos permitió realizar un parcial en los primeros 7 minutos de 2-21 que nos dio una ventaja de 17 puntos (45-62) que fue definitiva. Final del tercer cuarto con un marcador a favor de 49-64 tras un gran tercer cuarto ganado por 6-23.
En el último cuarto volvió la igualdad en la anotación. El rival seguía con su presión, que no le había dado mucho resultado, y nosotros con esfuerzo y con la cabeza muy fría seguíamos rompiéndola, pero en este último cuarto pecábamos a veces de precipitación y fallábamos alguna canasta fácil, cosa que no influía demasiado gracias a la diferencia del marcador. Últimos minutos de presión al límite del rival que solo conseguía reducir la diferencia en un punto, con un último parcial a favor de los de Almassora de 18-17 que dejaba el marcador final.
A destacar la gran actitud y concentración de todos los jugadores, que nos permitió realizar un gran partido de baloncesto, perfecto en la dirección, sabiendo elegir muy bien la elección en los lanzamientos y con un gran trabajo tanto en defensa como en las posiciones de nuestros interiores.
Almassora: 4 canastas de tres puntos. 18 canastas de dos puntos. 19/35 en tiros libres (54%). 21 personales cometidas.
Segorbe: 5 canastas de tres puntos. 28 canastas de dos puntos. 10/24 en tiros libres (42%). 23 personales cometidas.
Anotadores: Raúl Marín (17 puntos en 32 minutos), Alberto Luna (19 p. en 30 m.), Vicen Plasencia (22 p. en 30 m.), Carlos Fuertes (4 p. en 34 m.) y José Barrachina (7 p. en 23 m.) -cinco inicial- Marc Giménez (2 p. en 7 m.), Alberto Benedicto (7 p. en 21 m.), Carlos Marín (2 p. en 18 m.), Vladimir Flores (1 p. en 1 m.) y Víctor Almendros (0 p. en 6 m.)