lunes, 20 de noviembre de 2017

Segorbe 72 Almassora 73

Una de las mejores cosas que tiene el baloncesto es sin lugar a dudas el sentimiento de equipo, de pertenencia a un colectivo en el que todo lo que le ocurre a uno de sus miembros influye directamente a la colectividad; donde todos reimos juntos  y todos lloramos juntos dependiendo de lo que nos depare el destino. Y hoy, lo primero que quiero resaltar es la inmensa alegría de volver a ver a uno de los nuestros vestido de corto y disputando nuevamente de unos minutos como jugador de baloncesto, después de 9 duros meses desde aquella grave lesión producida en el mes de febrero en Catarroja. Toda la familia del Club Baloncesto Segorbe (directivos, jugadores y afición), tus compañeros y yo particularmente estamos felices de que vuelvas a estar nuevamente con nosotros, y sabemos que paso a paso volverás a ser el que eras con un balón en las manos porque actitud, ganas y calidad tienes de sobra.  ¡¡ Bienvenido de nuevo Carlos Fuertes !!

Foto cedida por Salva Fuertes

Tengo que admitir, que desde 2008 que tengo este blog en el que pongo las crónicas de los partidos que dirijo, esta es la crónica más complicada ante la que me he enfrentado, porque sinceramente no sé como plantearla. Lo vivido el pasado sábado en el Pabellón Municipal de Segorbe fue una de las actuaciones arbitrales más vergonzosas que yo recuerde. Si la definición de árbitro es más o menos la de un juez que debe aplicar un reglamento para impartir justicia, en este caso, esta última brilló por su ausencia. Y antes de que se me pueda tildar de "llorón" por haber perdido el partido diré que asumo en primera persona todos los errores, que los hubieron, que nos llevaron a la derrota de un partido que nunca se tuvo que haber perdido, pese a todo; y que no desmerezco en ningún caso el trabajo y la fe del rival ante una meta que a todas luces parecía casi imposible. Todos los que estuvísteis en la grada fuistes testigos de lo ocurrido, así que si alguien quiere dar su opinión solo tiene que hacerlo en el apartado de comentarios que incluye este post. Por mi parte no voy a perder ni un minuto más con unas personas que no merecen que ocupemos parte de nuestro tiempo, pero que si deberían ser más conscientes del daño moral que pueden llegar a producir con sus actuaciones injustas, arbitrarias y con una clara predisposición para hacerlas.

Primer cuarto de una grandísima defensa que se mantiene igualado hasta el 9-7 del minuto 6, para realizar un 11-0 de parcial y acabar el primero cuarto con ventaja de 13 puntos: 20-7
Segundo cuarto en la misma línea, sobredodo en los primeros 6 minutos, que tras un parcial de 12-2 nos lleva a la máxima diferencia en el marcador de 23 puntos (32-9) para a partir de ahí reducir mínimamente la diferencia el rival y finalizar la primera parte con 39-21 tras un segundo parcial a favor de 19-14
El tercer cuarto comienza con una defensa presionante a todo el campo del rival, que ya no abandonaría en todo el partido repleta de múltiples contactos, golpes y tarascadas que son penados mínimamente por los colegiados y que somos capaces de aguantar durante los primeros cinco minutos en el que el marcador sigue dándonos una ventaja de 18 puntos (52-34), para a partir de ahí merced a la defensa mencionada y a nuestra precipitación y falta de control mental por todo lo expuesto, hace que el rival vaya anotando con una facilidad pasmosa y recortando la diferencia, para dejarla en 4 puntos al final del tercer cuarto (59-55) tras un parcial en contra de 20-34
El último cuarto sigue con la misma dinámica del tercero y consiguen empatar el partido en el minuto 3 a 60, pero pese a todo seguimos llevando la iniciativa en el marcador en todo momento (recibiendo técnicas y antideportivas contra faltas a favor cuando no hay más remedio que pitarlas) hasta solamente dos segundos y medio para la conclusión, momento en el que con dos tiros libres se colocan por delante, teniendo nosotros una última opción tras tiempo muerto que es taponada con falta que obviamente no se pita y deja el marcador final, tras un último cuarto perdido por 13-18.

Anotadores: Raúl Marín (11 puntos en 30 minutos), Alberto Benedicto (6 p. en 20 m.), Carlos Marín (5 p. en 29 m.), Vicen Plasencia (15 p. en 27 m.) y José Barrachina (14 p. en 27 m.) -cinco inicial- Alberto Luna (6 p. en 23 m.), Rubén Villalba (9 p. en 18 m.), Carlos Fuertes (0 p. en 5 m.), Manu Plasencia (6 p. en 13 m.) y Víctor Almendros (0 p. en 8 m.)

domingo, 12 de noviembre de 2017

Quartell 61 Segorbe 76

Una gran salida repleta de ritmo y concentración nos permitió anotar los primeros cinco ataques para colocar el marcador en 3-12 en los primeros tres minutos de partido, diferencia que ya nunca bajó de los diez puntos durante el resto del partido. El resto del cuarto siguió en la misma tónica, rompiendo con facilidad la zona planteada por el rival y anotando con fluidez y buenos porcentajes, para llevar el marcador a un 14-25 al final del primer cuarto.
El segundo cuarto siguió con nuestro dominio, que por momentos fue aplastante, anotando con consistencia, si bien sin la alegría del primer cuarto, pero maniatando en ataque al rival con nuestra buena defensa, para empezar a conseguir distancias que ya rondaban los veinte puntos. Final del segundo cuarto con un esclarecedor marcador de 21-41 tras un parcial ganado por 7-16.
El tercer cuarto comenzó igual, por lo menos los primeros cuatro minutos, en los que conseguíamos un parcial de 2-11 que ponía la máxima diferencia en el marcador de 29 puntos (23-52). A partir de ahí el rival, como no podía ser de otra forma, apeló a su orgullo y subió líneas en defensa, comenzando a ser más agresivo en ambas partes del campo, lo que unido a nuestro lógico bajón, llevaba a igualar el cuarto a 17 para seguir a su final con la diferencia de veinte puntos de la media parte (38-58).
El último cuarto sobraba porque el partido ya estaba decidido pero había que jugarlo y el rival siguió subiendo su agresividad para intentar reducir la diferencia en lo posible, y nosotros más ya en el vestuario que en el partido, bajando nuestro rendimiento muchísimo, lo que permitió al rival anotarnos 23 puntos en este cuarto y maquillar algo el resultado. Un último parcial en contra de 23-18 dejaba el resultado final.
Partido en definitiva mucho más cómodo de lo esperado, merced a una gran primera parte, que nos permitió repartir minutos entre todos los jugadores y que todos tuvieran minutos de calidad para poder estar preparados el resto de la temporada. 
Anotadores: Raúl Marín (22 puntos en 28 minutos), Carlos Marín (5 p. en 23 m.), Rubén Villalba (10 p. en 19 m.), Vicen Plasencia (6 p. en 19 m.) y José Barrachina (10 p. en 29 m.) -cinco inicial- Alberto Benedicto (4 p. en 22 m.), Alberto Luna (5 p. en 14 m.), Manu Plasencia (6 p. en 16 m.), Marc Giménez (4 p. en 16 m.) y Saúl Roig (4 p. en 14 m.)

domingo, 5 de noviembre de 2017

Segorbe 64 Almassera 53


Desde el punto de vista deportivo cada equipo puede plantear sus partidos como mejor estime conveniente, se puede jugar a generar juego o bien se puede jugar a destruir juego. Esta segunda opción es la que suelen utilizar los equipos con poca capacidad y/o calidad porque saben que jugando de tú a tú tienen muy pocas posibilidades de tener éxito. Ambas formas son igual de respetables. Lo que no es respetable ni justo es que los árbitros, con sus decisiones, fomenten y protejan ese tipo de juego, que es lo que precisamente pasó en esta quinta jornada.
Dicho esto, el partido comenzó con un primer cuarto de dominio nuestro, en el que si bien no éramos capaces de anotar con nuestra fluidez habitual, si que impedíamos anotar al rival, que solamente era capaz de sobrevivir con tres triples, quedando el resultado al final del periodo en 14-9.
El segundo cuarto fue mucho más igualado, moviéndonos por mínimas ventajas generalmente a nuestro favor y el rival viviendo en ataque del tiro exterior de su mejor jugador (el dorsal 11) que en la media parte ya llevaba doce puntos, merced a cuatro triples anotados, números que serían con los que acabaría el partido. Segundo parcial perdido por 15-17 para llegar al descanso con un paupérrimo tanteo de 29-26.
Definitivamente los valencianos se habían llevado el partido a su terreno, pocos puntos, defensas rozando el reglamento y nosotros poco a poco desquiciándonos con la dinámica que cogía el equipo, lo que se traducía en gran cantidad de pérdidas de balón que el rival aprovechaba, poca fluidez en el juego ofensivo por una mala circulación del balón y malas decisiones en el tiro; dinámica que nos llevaba además a no ser capaces de de defender correctamente, regalando gran cantidad de tiros libres. En ese momento de partido nosotros solamente habíamos lanzado 8 tiros libres por 16 del rival. Tercer cuarto perdido por 9-19 y un resultado de 38-45 que encendía todas las alarmas.
La consigna en el último cuarto no podía ser otra que aumentar nuestra defensa e intentar ir poco a poco y jugada a jugada ir limando la difirencia, y así, en el minuto 5 del último cuarto conseguíamos empatar el partido a 48. A partir de ahí y hasta faltar un minuto y medio para la finalización igualdad total y un marcador de 55-53, pero nuevamente y en el momento decisivo éramos capaces de endosar un 9-0 de parcial para llegar al resultado final, con un último parcial a nuestro favor de 26-8
Victoria en definitiva muy complicada y trabajada en la que no pudimos desplegar nuestro mejor juego, pero no siempre se consigue ganar de forma brillante, y esta vez tocaba ponerse el mono de trabajo y sacarlo a base de co... raje. De momento llevamos 3 de 3, seguimos.
Anotadores: Raúl Marín (0 puntos en 23 minutos), Alberto Benedicto (10 p. en 23 m.), Carlos Marín (4 p. en 17 m.), Vicen Plasencia (17 p. en 27 m.) y José Barrachina (10 p. en 22 m.) -cinco inicial- Alberto Luna (10 p. en 23 m.), Rubén Villalba (0 p. en 17 m.), Manu Plasencia (9 p. en 26 m.), Víctor Almendros (2 p. en 12 m.) y Marc Giménez (2 p. en 11 m.)

domingo, 29 de octubre de 2017

Alcasser 67 Segorbe 76

Viajábamos a Alcasser por diferentes circunstancias muy mermados de efectivos, solamente ocho jugadores de los que uno se había levantado enfermo para acudir al partido y ayudar en lo posible, y el equipo, una vez más, dio la cara en todo momento, en un partido con partes muy definidas que podrían desglosarse en cuatro capítulos:
CAPÍTULO UNO. Corresponde al primer cuarto en el que nuestra salida en tromba rompió totalmente al rival, con una buena defensa y un ataque sin complejos que nos permitía anotar con muchísima fluidez consiguiendo distancias que rondaban los diez puntos, para acabar el primer cuarto con una ventaja de 13-24.
CAPÍTULO DOS. Coincide este capítulo con el segundo cuarto, y esta vez para todo lo contrario que el anterior. El empuje rival, lógico cuando juegas en casa, coincidía con unos minutos horrorosos por nuestra parte en los que todo lo bueno del primer cuarto se convertía en una mala selección de tiros, poca tensión en ataque que nos hacía perder infinidad de balones y que el contrario aprovechaba para realizar rápidos contraataques sin oposición, que les llevaba a la victoria parcial por un doloroso 26-11, para un resultado en contra al descanso de 39-35.
CAPÍTULO TRES. El tercer capítulo se desarrolló durante el tercer cuarto y los primeros ocho minutos del último, en los que tras rehacernos del segundo cuarto, conseguimos equilibrar el partido a 49 puntos para a partir de ahí conseguir pequeñas diferencias a un lado y a otro hasta el final del tercer cuarto, que marcaba un empate a 56. Seguía todo igual en el último periodo con diferencia locales mínimas y diferencias a nuestro favor que nunca pasaron de los tres puntos, para llegar a falta de dos minutos con un resultado de 65-66 a favor de nuestros intereses.
CAPÍTULO CUATRO. Comienzan esos dos últimos minutos con una canasta de su mejor jugador (30.Núñez) que ponía el marcador 67-66, pero tras un tiempo muerto y un cambio defensivo conseguíamos de la mano de un gran Raúl Marín endosar un parcial de 10-0 que nos llevaba al resultado final tras vencer el último cuarto por un parcial de 20-11.
A destacar la actitud de todo el equipo durante todo el partido y la fortaleza mental para salir de los momentos complicados. Permitidme destacar el gran comienzo de temporada de un jugador importantísimo para nosotros como es José Barrachina. 
Anotadores: Raúl Marín (20 puntos en 38 minutos), Alberto Benedicto (7 p. en 35 m.), Carlos Marín (4 p. en 27 m.), Vicen Plasencia (15 p. en 30 m.) y José Barrachina (16 p. en 27 m.) -cinco inicial_ Alberto Luna (8 p. en 19 m.), Marc Giménez (4 p. en 20 m.) y Saúl Roig (2 p. en 5 m.)

lunes, 23 de octubre de 2017

Segorbe 70 Massanassa 60


Como esta temporada hay dos equipos menos en el grupo A de la Preferente masculina nos toca descansar dos jornadas por vuelta, y por caprichos del calendario, a nosotros nos tocó dicho descanso en las dos primeras jornadas de Liga, por lo que comenzábamos nuestra particular temporada en la Jornada 3 recibiendo a un equipo que iba líder, ya que había ganado los dos primeros partidos; el Massanassa, un viejo conocido de la temporada pasada en la que finalizó empatado con nosotros.
Comenzamos con una buena defensa y un ataque lo suficientemente fluido para ir anotando, pese a algunos fallos en canastas fáciles, lo que nos permitía ponernos 9-3 en los primeros cinco minutos, pero a partir de ahí desaparecimos en ataque el resto del cuarto y solamente fuimos capaces de anotar un punto por diez del rival, llegando así al final del cuarto con un tanteo en contra de 10-13.
Intercambio de canastas en los primeros cuatro minutos del segundo cuarto hasta que con un marcador de 15-18 les endosamos un 7-0 que nos colocaba por delante en el marcador (22-18), situación que ya no dejaríamos en ningún momento durante el partido. A partir de ahí un parcial de 11-6 nos dejaba al descanso con una cómoda ventaja de 8 puntos (33-25) tras un buen segundo cuarto cuyo parcial fue 23-12 a favor de nuestros intereses.
El tercer cuarto se mantuvo en la misma dinámica, siempre con ventajas a nuestro favor que oscilaban entre los 8-12 puntos, estando algo más espesos en ataque pero realizando una grandísima defensa que impedía cualquier reacción rival. El tercer cuarto también fue nuestro por 15-10, dejando el marcador a falta del definitivo periodo en 48-35.
Durante el último cuarto, el rival subió sus lineas defensivas, pero éramos capaces de salir de su presión sin muchos problemas permitiéndonos situaciones de tiro cómodas, lo que pese al exceso de tiros libres fallados, nos permitía mantener e incluso aumentar la distancia en el marcador, pese a que el rival forzando su juego exterior nos castigaba con canastas de tres puntos. Así llegamos a los últimos tres minutos con una diferencia máxima de 17 puntos (64-47) que se vio reducida a los diez finales por el acierto rival y por nuestras limitaciones en los últimos minutos merced al gran número de faltas personales señaladas que se traducía en tres jugadores expulsados. Último cuarto perdido por 22-25 para llegar al resultado final.

Anotadores: Carlos Marín (0 puntos en 14 minutos), Rubén Villalba (2 p. en 20 m.), Vicen Plasencia (16 p. en 29 m.), Manu Plasencia (6 p. en 22 m.) y José Barrachina (15 p. en 24 m.) -cinco inicial- Raúl Marín (12 p. en 25 m.), Alberto Benedicto (11 p. en 30 m.), Alberto Luna (5 p. en 20 m.) y Marc Giménez (3 p. en 14 m.)

lunes, 27 de febrero de 2017

Teodoro Llorente Abastos 59 Segorbe 44

Creo que viendo el resultado ya está prácticamente hecho el resumen del partido. El peor partido de la temporada en el que solamente supimos competir durante los primeros 14 minutos (17-22), y a partir de ahí, nulas ideas ni en la pista ni en el banquillo, ni la mínima tensión que necesitaba el encuentro ante un rival que sí iba al 100%, fallos en canastas fáciles y unos porcentajes horrorosos que impedía que anotásemos con la facilidad que acostumbramos.
Ganamos el primer cuarto 14-18, llegamos a la media parte con opciones (30-25), pero en un tercer cuarto nefasto en el que solo fuimos capaces de anotar cuatro puntos se perdieron todas las opciones de victoria (46-29), pese a que volvimos a ganar el último parcial (13-15) cuando ya no habían posibilidades reales de remontada.
Partido pues para olvidar en el que ni tan siquiera podemos ampararnos en un nefasto arbitraje (otro más en la zona de Valencia) con un árbitro novato que era increpado contínuamente por el otro árbitro más veterano, quitándole en todo momento la autoridad y la confianza, que ya de por sí era bastante baja.
Anotadores: Alberto Benedicto (3 puntos en 19 minutos), Vicen Plasencia (16 p. en 28 m.), José Barrachina (3 p. en 25 m.), Raúl Molina (1 p. en 32 m.) y Manu Plasencia (5 p. en 35 m.) -cinco inicial- Raúl Marín (3 p. en 23 m.), Rudi López (11 p. en 17 m.) y Víctor Almendros (2 p. en 21 m.)

lunes, 20 de febrero de 2017

Segorbe 70 Quartell 63

Nuestros primeros cinco minutos de partido fueron para enmarcar, y a la postre decisivos para el devenir del encuentro, con una magnífica defensa que impedía apenas "mirar aro" al rival y con un baloncesto rápido tanto en las transiciones como en la circulación, endosábamos un 15-0 al rival, que comenzaba a meterse en el partido gracias a uno de sus dos jugadores "estrella", Miguel Antoni, y que ayudaba a estabilizar la mencionada diferencia para llegar al final del primero cuarto con 24-10.
En el segundo cuarto toda nuestra fluidez desapareció, comenzamos a jugar mucho más lentos, lo que favorecía claramente al rival, que percutiendo una y otra vez gracias al jugador comentado y a su otro jugador franquicia Vian Salvador, iban anotando o bien en jugada o bien en los numerosos tiros libres que les concedían. Nosotros, mientras tanto, con problemas en la anotación, lo que se traducía en un parcial en contra de 10-18 para dejar el marcador en la media parte 34-28 para nuestros intereses. Indicar que en ese mismo momento la desproporción en los lanzamientos de tiro libre era brutal, ya que nosotros habíamos lanzado solamente dos, por 16 de los valencianos.
El tercer cuarto comenzó con la diferencia más baja a nuestro favor tras una canasta inicial  rival (34-30) pero supimos rehacernos y colocar, tras un tercer cuarto bastante igualado, la diferencia en el marcador rondando en todo momento los diez puntos, ganando el tercer parcial por 24-20 y colocando el marcador en 58-48 a falta de jugarse los últimos diez minutos.
El comienzo del último cuarto nos dio la tranquilidad necesaria, ya que después de dos magníficas defensas con robo de balón de Carlos Marín, conseguíamos anotar sendos contraataques que colocaban la diferencia en 14 puntos, diferencia que se estabilizó hasta el minuto 38, donde el marcador señalaba 70-56 para los locales. Un último parcial de 0-7 en los dos últimos minutos de partido maquillaba el resultado dejándolo en 70-63 tras un último parcial perdido por 12-15.
La desproporción en los tiros libres fue manifiesta durante todo el encuentro, ya que el rival lanzó 30 tiros libres por solamente 11 nosotros, siendo este factor determinante para que el rival estuviese en todo momento dentro del partido.
Anotadores: Alberto Benedicto (6 puntos en 30 minutos), Vicen Plasencia (14 p. en 36 m.), Raúl Molina (2 p. en 33 m.), Manu Plasencia (9 p. en 18 m.) y José Barrachina (10 p. en 18 m.)  -cinco inicial-  Raúl Marín (13 p. en 22 m.), Carlos Marín (5 p. en 14 m.), Rudi López (11 p. en 22 m.) y Víctor Almendros (0 p. en 7 m.)

lunes, 13 de febrero de 2017

Berenguer Dalmau 99 Segorbe 89

Nos desplazábamos a Catarroja a enfrentarnos al intratable líder en una semana rara, con muchas bajas por gripe y sin la certeza del rendimiento de varios jugadores por no haber podido entrenar por dicho motivo.
Nos enfrentábamos los dos equipos más anotadores del campeonato, dos equipos con un estilo de juego muy vistoso y veloz, que nos suele llevar a altas anotaciones. Comenzó el partido con un 5-0 de salida que respondimos con otro 0-7 que nos permitía coger la iniciativa en el marcador durante casi todo el primer cuarto, llegando a la máxima ventaja a nuestro favor del partido en el minuto 6 (10-17), ventaja que tras un tiempo muerto el rival fue capaz de ir acortando hasta llegar al final del primer cuarto con un espectacular empate a 25.
Los primeros cuatro minutos del segundo cuarto siguieron con la misma tónica, con ventajas a nuestro favor, gracias a nuestro acierto desde la línea de 6,75 (29-35) pero a partir de ese momento un cortocircuito ofensivo por nuestra parte y el constante goteo anotador del rival durante el resto del cuarto produjo un duro parcial a favor de los valencianos (23-2) que visto el resto de partido fue decisivo, y que nos llevó al descanso con una diferencia en contra de 15 puntos (52-37) tras un parcial global de 27-12. 
Sabíamos que el Berenguer es un equipo que manteniene el mismo ritmo durante todo el partido, por lo que su capacidad anotadora no se resiente apenas y anota sin altibajos, el motivo era que nosotros no habíamos podido mantener el pulso anotador, pese a los dos tiempos muertos solicitados y pese a los diferentes cambios que realizamos, así que comenzamos el tercer cuarto con unos ajustes en defensa que desde el primer momento comenzaron a funcionar y que nos permitía primero volver a anotar con más fluidez y segundo y más importante, parar el poderío ofensivo del rival. De esa forma llegamos al final del tercer cuarto con una desventaja de 7 puntos (64-57) tras un tercer parcial ganado por 12-20. La peor noticia del cuarto y del partido la lesión de Carlos Fuertes en una jugada fortuita a falta de diez segundos para la finalización.
Y comenzó el último cuarto con nosotros nuevamente dentro del partido, pero el rival con un poderío impresionante desde la línea de tres puntos volvía a coger ventajas que oscilaban entre los 12-15 puntos, llegando al ecuador del cuarto con un marcador de 83-69. Pero a partir de ahí y con un equipo desatado en ataque y con un coraje digno de elogio en defensa, conseguíamos ponernos a solamente un punto (88-87) a falta de poco menos de un minuto para la finalización. Ataque nuestro bien ejecutado y triple de Manu Plasencia que no entra, y a continuación ataque rival que sí que acierta desde más allá de 6,75, dejando el marcador en 91-87 a falta de 29 segundos para la finalización. Tras un nuevo ataque errado decidimos parar el juego con faltas tácticas para ver si el rival fallaba los tiros libres y nosotros éramos capaces de anotar en ataques cortos, pero al rival no le tembló el pulso y anotó sus últimos 8 tiros libres lanzados llegando así al resultado final, tras un último cuarto espectacular que nos dejó un parcial de 35-32.
En resumen, partidazo de baloncesto entre los dos equipos que desgraciadamente no fue secundado por un arbitraje tan sumamente malo que disgustó por igual a ambos conjuntos.
Desde aquí y a la espera de un diagnóstico concreto dar nuestros más grandes ánimos a Carlos y desearle una pronta recuperación. El equipo te echará de menos durante tu convalecencia, pero ya sabes que dará el 200% para cubrir tu baja #somosequipo #somoscbsegorbe
Anotadores:  Alberto Benedicto (17 puntos en 33 minutos), Vicen Plasencia (25 p. en 30 m.), Raúl Molina (3 p. en 20 m.), Carlos Fuertes (7 p. en 27 m.) y José Barrachina (14 p. en 14 m.) -cinco inicial- Raúl Marín (5 p. en 10 m.), Alberto Punter (0 p. en 2 m.), Rudi López (7 p. en 25 m.), Manu Plasencia (11 p. en 27 m.), Víctor Almendros (0 p. en 7 m.) y Saúl Roig (0 p. en 5 m.)