lunes, 11 de diciembre de 2017

Segorbe 61 Benicarló 58

Volvimos a salir al partido con una empanada total, inoperantes tanto en defensa como en ataque que nos obligaba a pedir un tiempo muerto apenas transcurridos dos minutos con un 0-6 de salida, que no hizo otra cosa más que aumentar hasta llegar a la máxima diferencia de 6-22 faltando menos de tres minutos para finalizar el primer cuarto, superándonos el rival en todas y cada  una de las facetas del juego y de la mano de su mejor jugador, el dorsal 16 Fran Caldes, que nos machacaba tanto en el poste bajo como desde fuera. Durante el resto del cuarto, por lo menos fuimos capaces de minimizar el daño y llegar con un resultado de 13-25 al final de los primeros diez minutos.
Conscientes de que la cosa no podía ir a peor nos planteamos jugar un partido a tres cuartos en el que había que ganar de 13 puntos y que había que ganarlo defensa a defensa y ataque a ataque, sin prisa, a sabiendas que había tiempo de sobra para cambiar la dinámica. Y así fue, el equipo salió con otra mentalidad en este segundo cuarto y consiguió, primero parar el "chorreo" anotador de los benicarlandos, realizando el equipo un grandísimo trabajo de defensa colectivo; y segunda, soltándonos un poquito en ataque, y así punto a punto ir reduciendo la diferencia hasta dejarla en seis puntos al descanso (27-33) tras un parcial favorable de 14-8.
Habíamos conseguido una de las primeras premisas, que era volver a estar dentro del partido.
En el comienzo del tercer cuarto seguimos en la buena dinámica defensiva del cuarto anterior, y de la mano de dos inspirados Rubén Villalba y Víctor Almendros les metíamos un 10-5 de parcial en los primeros seis minutos que nos colocaba a solamente un punto de diferencia (37-38), pero el rival reaccionaba perfectamente y volvía a aumentar su ventaja para dejarla nuevamente en los seis puntos (44-50) al final del tercer cuarto, tras un igualado tercer parcial (17-17).
Al comienzo del último parcial y tras cinco puntos consecutivos de Raúl Marín volvíamos a ponernos a solamente tres puntos de distancia (49-52) pero dos despistes defensivos volvían a darle un colchón importante al rival (49-57) y cada vez con menos tiempo por jugarse, ya que solamente quedaban cinco minutos para la finalización. Pero el equipo siguió defendiendo magníficamente y nosotros ahí si fuimos capaces de ponernos por primera vez por delante en el marcador tras un 12-0 (61-57) que nos daba oxígeno a falta de dos minutos y medio para la finalización. A partir de ahí, imprecisiones de ambos equipos (nosotros fuimos incapaces de anotar de nuevo y el rival hizo un paupérrimo 1/8 en tiros libres en los minutos decisivos) que nos llevaron al marcador final, tras un último cuarto ganado por 17-8.
Partiendo del comienzo del segundo cuarto me gustaría decir que cuando muchas veces se habla de EQUIPO, lo que se pudo ver en el Pabellón lo define perfectamente, donde cada uno es capaz de hacer su trabajo y asumir su rol (unas veces más visible y otras más oscuro), pero todos los miembros del equipo sumando y remando en la misma dirección. Enhorabuena a todos los jugadores que participaron porque el trabajo de todos fue de sobresaliente.
Y aparte, hoy me gustaría destacar a los dos chavales del equipo, porque creo que se merecen que reconozcamos su trabajo diario, que luego se ve plasmado en la pista en partidos tan complicados como el del sábado, echándose al equipo encima por momentos y demostrando calidad y carácter. Enhorabuena y a seguir trabajando porque el futuro del equipo es vuestro.
Comparativa de los rivales: Faltas personales (Seg.24 Ben.17) Canastas de 3 puntos (Seg.6 Ben.4) Canastas de 2 puntos (Seg.17 Ben.14) Tiros Libres (Seg.9/16 (56%) Ben.18/32 (56%))
Anotadores: Raúl Marín (18 puntos en 28 minutos), Carlos Marín (0 p. en 16 m.), Rubén Villalba (5 p. en 15 m.), Vicen Plasencia (7 p. en 30 m.) y José Barrachina (8 p. en 25 m.) -cinco inicial- Alberto Luna (11 p. en 33 m.), Carlos Fuertes (3 p. en 27 m.), Víctor Almendros (9 p. en 18 m.) y Saúl Roig (0 p. en 7 m.)

lunes, 4 de diciembre de 2017

Puzol 68 Segorbe 55

Nos tocaba desplazarnos en una helada tarde de sábado a casa del líder Puzol, que contaba todos sus partidos con victorias, situación que continuó tras la disputa del partido porque no supimos entrar en el partido en ningún momento.
En un ambiente gélido comenzaba el partido y ambos equipos tenían problemas para entrar en ritmo de partido, desarrollándose este primer cuarto con un juego soso, con la iniciativa en el marcador local, pero con mínimas diferencias, que nos llevaba a un primer parcial en contra de 16-13.
Salíeron los locales mucho más entonados en el segundo cuarto, especialmente siendo mucho más agresivos en las penetraciones con sus dos exteriores  más anotadores  (dorsales 8 y 10), que no parábamos de ninguna forma, permitiendo canastas facilísimas de ambos, que sumado a la gran cantidad de pérdidas de balón sin apenas oposición les permitía opciones muy claras de ataque, que evidentemente el rival no perdonaba, y poco a poco nos iba metiendo un parcial que dejaba el marcador a falta de dos minutos para el descanso en 33-24, que visto lo visto no era malo del todo. Pero los dos últimos minutos todavía fueron peor jugados por nosotros, regalamos tres balones que el rival nos agradeció con tres nuevas canastas para dejar el marcador en el descanso en 39-24 tras un segundo parcial en contra de 23-11 que fue definitivo para el desarrollo posterior del partido. Decir que pese a lo expuesto no tuvimos ni la capacidad defensiva suficiente ya que ni tan siquiera llegamos a bonus de personales en este parcial.
En la segunda parte por lo menos fuimos capaces de salir con algo más de energía y actitud, lo que llevó inmediatamente a equilibrar el partido y que este cuarto se manejara en todo momento dentro de la igualdad entre ambos equipos, siendo capaces de recortar dos puntos tras un parcial a favor de 12-14 y así llegar al final del tercer cuarto con un marcador de 51-38.
Buen comienzo del último cuarto, donde metiendo un 0-7 de salida nos poníamos solamente a 6 puntos (51-45), pero ahí terminaron nuestras opciones porque nos devolvían un 11-2 que volvía a dejar el marcador en los 15 puntos de diferencia (62-47). A partir de ahí igualdad para llegar a falta de tres segundos con una diferencia de diez puntos (65-55) que rompían con un triple en el último segundo para dejar el resultado final, tras un último parcial de empate a 17.
Mal sabor de boca, no por la derrota, si no por no haber sido capaces de competir durante los 40 minutos, ya que viendo los parciales y quitando el nefasto segundo cuarto el partido estuvo igualado y nos habría dado opciones reales de victoria.
Anotadores: Alberto Benedicto (6 puntos en 25 minutos), Carlos Marín (0 p. en 17 m.), Rubén Villalba (3 p. en 16 m.), Vicen Plasencia (10 p. en 31 m.) y José Barrachina (11 p. en 20 m.) -cinco inicial- Raúl Marín (3 p. en 17 m.), Alberto Luna (16 p. en 27 m.), Carlos Fuertes (3 p. en 25 m.), Manu Plasencia (1 p. en 20 m.) y Marc Giménez (2 p. en 3 m.)

lunes, 27 de noviembre de 2017

Altura 64 Segorbe 73


Victoria muy trabajada en la siempre difícil cancha de nuestros vecinos de Altura, que nos permite seguir en la parte alta de la clasificación y así resarcirnos de la dolorosa derrota de la jornada anterior.
El partido comenzó con un Altura muy entonado en ataque, al contrario de nosotros, ya que nos costaba muchísimo ver aro rival sin apenas tener opciones de tiro claras, lo que suponía que en los primeros 6 minutos los locales se escapaban en el marcador 15-4. A partir de ahí y aprovechando nuestra superioridad en el juego interior poco a poco íbamos recortando diferencias en el marcador gracias al buen acierto desde los tiros libres, y así finalizar el primer cuarto minimizando la diferencia y dejándola en 19-15.
En el segundo cuarto y tras un 0-4 a nuestro favor que suponía el primer empate, el partido discurrió con una total igualdad, con los dos equipos sin muchas ideas en ataque y sumando ambos con cuentagotas, colocándonos a falta de menos de dos minutos por primera vez por delante (29-30), diferencia que el rival enjugó para llegar al descanso con 33-30 tras un segundo parcial ganado por 14-15.
El tercer cuarto fue el que decantó el partido hacia nuestro lado, y curiosamente empezó de la peor forma posible, ya que un 7-2 de salida para los alturanos volvía a ponerlos con 8 puntos de diferencia (40-32), pero tras tiempo muerto nuestro, el partido cambió radicalmente y gracias, por un lado, a nuestra gran defensa y por otro, a unos minutos en ataque verdaderamente electrizantes, conseguíamos en los siete minutos restantes del cuarto endosar al rival un parcial de 6-21 que dejaba el marcador al término del tercer cuarto 46-53 tras un tercer parcial nuevamente ganado por 13-23.
El último y definitivo periodo transcurrió con gran igualdad, manteniéndose la diferencia obtenida en el tercero con diferencias que siempre estuvieron rondando los 7-8 puntos, para llegar al resultado final tras un tercer cuarto ganado, esta vez por 18-20.
Agradecer a la gran cantidad de público segorbino que se desplazó para animar al equipo y que supuso una gran ayuda para todos nosotros. Mención aparte, la felicidad que supone ver en la grada a una gran cantidad de jugadores/as de la escuela del Club animando a sus mayores, mi agradecimiento tanto a ellos como a sus padres por involucrarse de esa manera. Gracias.
Anotadores: Raúl Marín (13 puntos en 36 minutos), Carlos Marín (9 p. en 32 m.), Rubén Villalba (3 p. en 14 m.), Vicen Plasencia (14 p. en 23 m.) y José Barrachina (6 p. en 9 m.) -cinco inicial- Alberto Benedicto (5 p. en 17 m.), Alberto Luna (16 p. en 31 m.), Carlos Fuertes (5 p. en 22 m.), Víctor Almendros (0 p. en 7 m.), Marc Giménez (0 p. en 5 m.) y Saúl Roig (2 p. en 5 m.)

lunes, 20 de noviembre de 2017

Segorbe 72 Almassora 73

Una de las mejores cosas que tiene el baloncesto es sin lugar a dudas el sentimiento de equipo, de pertenencia a un colectivo en el que todo lo que le ocurre a uno de sus miembros influye directamente a la colectividad; donde todos reimos juntos  y todos lloramos juntos dependiendo de lo que nos depare el destino. Y hoy, lo primero que quiero resaltar es la inmensa alegría de volver a ver a uno de los nuestros vestido de corto y disputando nuevamente de unos minutos como jugador de baloncesto, después de 9 duros meses desde aquella grave lesión producida en el mes de febrero en Catarroja. Toda la familia del Club Baloncesto Segorbe (directivos, jugadores y afición), tus compañeros y yo particularmente estamos felices de que vuelvas a estar nuevamente con nosotros, y sabemos que paso a paso volverás a ser el que eras con un balón en las manos porque actitud, ganas y calidad tienes de sobra.  ¡¡ Bienvenido de nuevo Carlos Fuertes !!

Foto cedida por Salva Fuertes

Tengo que admitir, que desde 2008 que tengo este blog en el que pongo las crónicas de los partidos que dirijo, esta es la crónica más complicada ante la que me he enfrentado, porque sinceramente no sé como plantearla. Lo vivido el pasado sábado en el Pabellón Municipal de Segorbe fue una de las actuaciones arbitrales más vergonzosas que yo recuerde. Si la definición de árbitro es más o menos la de un juez que debe aplicar un reglamento para impartir justicia, en este caso, esta última brilló por su ausencia. Y antes de que se me pueda tildar de "llorón" por haber perdido el partido diré que asumo en primera persona todos los errores, que los hubieron, que nos llevaron a la derrota de un partido que nunca se tuvo que haber perdido, pese a todo; y que no desmerezco en ningún caso el trabajo y la fe del rival ante una meta que a todas luces parecía casi imposible. Todos los que estuvísteis en la grada fuistes testigos de lo ocurrido, así que si alguien quiere dar su opinión solo tiene que hacerlo en el apartado de comentarios que incluye este post. Por mi parte no voy a perder ni un minuto más con unas personas que no merecen que ocupemos parte de nuestro tiempo, pero que si deberían ser más conscientes del daño moral que pueden llegar a producir con sus actuaciones injustas, arbitrarias y con una clara predisposición para hacerlas.

Primer cuarto de una grandísima defensa que se mantiene igualado hasta el 9-7 del minuto 6, para realizar un 11-0 de parcial y acabar el primero cuarto con ventaja de 13 puntos: 20-7
Segundo cuarto en la misma línea, sobredodo en los primeros 6 minutos, que tras un parcial de 12-2 nos lleva a la máxima diferencia en el marcador de 23 puntos (32-9) para a partir de ahí reducir mínimamente la diferencia el rival y finalizar la primera parte con 39-21 tras un segundo parcial a favor de 19-14
El tercer cuarto comienza con una defensa presionante a todo el campo del rival, que ya no abandonaría en todo el partido repleta de múltiples contactos, golpes y tarascadas que son penados mínimamente por los colegiados y que somos capaces de aguantar durante los primeros cinco minutos en el que el marcador sigue dándonos una ventaja de 18 puntos (52-34), para a partir de ahí merced a la defensa mencionada y a nuestra precipitación y falta de control mental por todo lo expuesto, hace que el rival vaya anotando con una facilidad pasmosa y recortando la diferencia, para dejarla en 4 puntos al final del tercer cuarto (59-55) tras un parcial en contra de 20-34
El último cuarto sigue con la misma dinámica del tercero y consiguen empatar el partido en el minuto 3 a 60, pero pese a todo seguimos llevando la iniciativa en el marcador en todo momento (recibiendo técnicas y antideportivas contra faltas a favor cuando no hay más remedio que pitarlas) hasta solamente dos segundos y medio para la conclusión, momento en el que con dos tiros libres se colocan por delante, teniendo nosotros una última opción tras tiempo muerto que es taponada con falta que obviamente no se pita y deja el marcador final, tras un último cuarto perdido por 13-18.

Anotadores: Raúl Marín (11 puntos en 30 minutos), Alberto Benedicto (6 p. en 20 m.), Carlos Marín (5 p. en 29 m.), Vicen Plasencia (15 p. en 27 m.) y José Barrachina (14 p. en 27 m.) -cinco inicial- Alberto Luna (6 p. en 23 m.), Rubén Villalba (9 p. en 18 m.), Carlos Fuertes (0 p. en 5 m.), Manu Plasencia (6 p. en 13 m.) y Víctor Almendros (0 p. en 8 m.)

domingo, 12 de noviembre de 2017

Quartell 61 Segorbe 76

Una gran salida repleta de ritmo y concentración nos permitió anotar los primeros cinco ataques para colocar el marcador en 3-12 en los primeros tres minutos de partido, diferencia que ya nunca bajó de los diez puntos durante el resto del partido. El resto del cuarto siguió en la misma tónica, rompiendo con facilidad la zona planteada por el rival y anotando con fluidez y buenos porcentajes, para llevar el marcador a un 14-25 al final del primer cuarto.
El segundo cuarto siguió con nuestro dominio, que por momentos fue aplastante, anotando con consistencia, si bien sin la alegría del primer cuarto, pero maniatando en ataque al rival con nuestra buena defensa, para empezar a conseguir distancias que ya rondaban los veinte puntos. Final del segundo cuarto con un esclarecedor marcador de 21-41 tras un parcial ganado por 7-16.
El tercer cuarto comenzó igual, por lo menos los primeros cuatro minutos, en los que conseguíamos un parcial de 2-11 que ponía la máxima diferencia en el marcador de 29 puntos (23-52). A partir de ahí el rival, como no podía ser de otra forma, apeló a su orgullo y subió líneas en defensa, comenzando a ser más agresivo en ambas partes del campo, lo que unido a nuestro lógico bajón, llevaba a igualar el cuarto a 17 para seguir a su final con la diferencia de veinte puntos de la media parte (38-58).
El último cuarto sobraba porque el partido ya estaba decidido pero había que jugarlo y el rival siguió subiendo su agresividad para intentar reducir la diferencia en lo posible, y nosotros más ya en el vestuario que en el partido, bajando nuestro rendimiento muchísimo, lo que permitió al rival anotarnos 23 puntos en este cuarto y maquillar algo el resultado. Un último parcial en contra de 23-18 dejaba el resultado final.
Partido en definitiva mucho más cómodo de lo esperado, merced a una gran primera parte, que nos permitió repartir minutos entre todos los jugadores y que todos tuvieran minutos de calidad para poder estar preparados el resto de la temporada. 
Anotadores: Raúl Marín (22 puntos en 28 minutos), Carlos Marín (5 p. en 23 m.), Rubén Villalba (10 p. en 19 m.), Vicen Plasencia (6 p. en 19 m.) y José Barrachina (10 p. en 29 m.) -cinco inicial- Alberto Benedicto (4 p. en 22 m.), Alberto Luna (5 p. en 14 m.), Manu Plasencia (6 p. en 16 m.), Marc Giménez (4 p. en 16 m.) y Saúl Roig (4 p. en 14 m.)

domingo, 5 de noviembre de 2017

Segorbe 64 Almassera 53


Desde el punto de vista deportivo cada equipo puede plantear sus partidos como mejor estime conveniente, se puede jugar a generar juego o bien se puede jugar a destruir juego. Esta segunda opción es la que suelen utilizar los equipos con poca capacidad y/o calidad porque saben que jugando de tú a tú tienen muy pocas posibilidades de tener éxito. Ambas formas son igual de respetables. Lo que no es respetable ni justo es que los árbitros, con sus decisiones, fomenten y protejan ese tipo de juego, que es lo que precisamente pasó en esta quinta jornada.
Dicho esto, el partido comenzó con un primer cuarto de dominio nuestro, en el que si bien no éramos capaces de anotar con nuestra fluidez habitual, si que impedíamos anotar al rival, que solamente era capaz de sobrevivir con tres triples, quedando el resultado al final del periodo en 14-9.
El segundo cuarto fue mucho más igualado, moviéndonos por mínimas ventajas generalmente a nuestro favor y el rival viviendo en ataque del tiro exterior de su mejor jugador (el dorsal 11) que en la media parte ya llevaba doce puntos, merced a cuatro triples anotados, números que serían con los que acabaría el partido. Segundo parcial perdido por 15-17 para llegar al descanso con un paupérrimo tanteo de 29-26.
Definitivamente los valencianos se habían llevado el partido a su terreno, pocos puntos, defensas rozando el reglamento y nosotros poco a poco desquiciándonos con la dinámica que cogía el equipo, lo que se traducía en gran cantidad de pérdidas de balón que el rival aprovechaba, poca fluidez en el juego ofensivo por una mala circulación del balón y malas decisiones en el tiro; dinámica que nos llevaba además a no ser capaces de de defender correctamente, regalando gran cantidad de tiros libres. En ese momento de partido nosotros solamente habíamos lanzado 8 tiros libres por 16 del rival. Tercer cuarto perdido por 9-19 y un resultado de 38-45 que encendía todas las alarmas.
La consigna en el último cuarto no podía ser otra que aumentar nuestra defensa e intentar ir poco a poco y jugada a jugada ir limando la difirencia, y así, en el minuto 5 del último cuarto conseguíamos empatar el partido a 48. A partir de ahí y hasta faltar un minuto y medio para la finalización igualdad total y un marcador de 55-53, pero nuevamente y en el momento decisivo éramos capaces de endosar un 9-0 de parcial para llegar al resultado final, con un último parcial a nuestro favor de 26-8
Victoria en definitiva muy complicada y trabajada en la que no pudimos desplegar nuestro mejor juego, pero no siempre se consigue ganar de forma brillante, y esta vez tocaba ponerse el mono de trabajo y sacarlo a base de co... raje. De momento llevamos 3 de 3, seguimos.
Anotadores: Raúl Marín (0 puntos en 23 minutos), Alberto Benedicto (10 p. en 23 m.), Carlos Marín (4 p. en 17 m.), Vicen Plasencia (17 p. en 27 m.) y José Barrachina (10 p. en 22 m.) -cinco inicial- Alberto Luna (10 p. en 23 m.), Rubén Villalba (0 p. en 17 m.), Manu Plasencia (9 p. en 26 m.), Víctor Almendros (2 p. en 12 m.) y Marc Giménez (2 p. en 11 m.)

domingo, 29 de octubre de 2017

Alcasser 67 Segorbe 76

Viajábamos a Alcasser por diferentes circunstancias muy mermados de efectivos, solamente ocho jugadores de los que uno se había levantado enfermo para acudir al partido y ayudar en lo posible, y el equipo, una vez más, dio la cara en todo momento, en un partido con partes muy definidas que podrían desglosarse en cuatro capítulos:
CAPÍTULO UNO. Corresponde al primer cuarto en el que nuestra salida en tromba rompió totalmente al rival, con una buena defensa y un ataque sin complejos que nos permitía anotar con muchísima fluidez consiguiendo distancias que rondaban los diez puntos, para acabar el primer cuarto con una ventaja de 13-24.
CAPÍTULO DOS. Coincide este capítulo con el segundo cuarto, y esta vez para todo lo contrario que el anterior. El empuje rival, lógico cuando juegas en casa, coincidía con unos minutos horrorosos por nuestra parte en los que todo lo bueno del primer cuarto se convertía en una mala selección de tiros, poca tensión en ataque que nos hacía perder infinidad de balones y que el contrario aprovechaba para realizar rápidos contraataques sin oposición, que les llevaba a la victoria parcial por un doloroso 26-11, para un resultado en contra al descanso de 39-35.
CAPÍTULO TRES. El tercer capítulo se desarrolló durante el tercer cuarto y los primeros ocho minutos del último, en los que tras rehacernos del segundo cuarto, conseguimos equilibrar el partido a 49 puntos para a partir de ahí conseguir pequeñas diferencias a un lado y a otro hasta el final del tercer cuarto, que marcaba un empate a 56. Seguía todo igual en el último periodo con diferencia locales mínimas y diferencias a nuestro favor que nunca pasaron de los tres puntos, para llegar a falta de dos minutos con un resultado de 65-66 a favor de nuestros intereses.
CAPÍTULO CUATRO. Comienzan esos dos últimos minutos con una canasta de su mejor jugador (30.Núñez) que ponía el marcador 67-66, pero tras un tiempo muerto y un cambio defensivo conseguíamos de la mano de un gran Raúl Marín endosar un parcial de 10-0 que nos llevaba al resultado final tras vencer el último cuarto por un parcial de 20-11.
A destacar la actitud de todo el equipo durante todo el partido y la fortaleza mental para salir de los momentos complicados. Permitidme destacar el gran comienzo de temporada de un jugador importantísimo para nosotros como es José Barrachina. 
Anotadores: Raúl Marín (20 puntos en 38 minutos), Alberto Benedicto (7 p. en 35 m.), Carlos Marín (4 p. en 27 m.), Vicen Plasencia (15 p. en 30 m.) y José Barrachina (16 p. en 27 m.) -cinco inicial_ Alberto Luna (8 p. en 19 m.), Marc Giménez (4 p. en 20 m.) y Saúl Roig (2 p. en 5 m.)

lunes, 23 de octubre de 2017

Segorbe 70 Massanassa 60


Como esta temporada hay dos equipos menos en el grupo A de la Preferente masculina nos toca descansar dos jornadas por vuelta, y por caprichos del calendario, a nosotros nos tocó dicho descanso en las dos primeras jornadas de Liga, por lo que comenzábamos nuestra particular temporada en la Jornada 3 recibiendo a un equipo que iba líder, ya que había ganado los dos primeros partidos; el Massanassa, un viejo conocido de la temporada pasada en la que finalizó empatado con nosotros.
Comenzamos con una buena defensa y un ataque lo suficientemente fluido para ir anotando, pese a algunos fallos en canastas fáciles, lo que nos permitía ponernos 9-3 en los primeros cinco minutos, pero a partir de ahí desaparecimos en ataque el resto del cuarto y solamente fuimos capaces de anotar un punto por diez del rival, llegando así al final del cuarto con un tanteo en contra de 10-13.
Intercambio de canastas en los primeros cuatro minutos del segundo cuarto hasta que con un marcador de 15-18 les endosamos un 7-0 que nos colocaba por delante en el marcador (22-18), situación que ya no dejaríamos en ningún momento durante el partido. A partir de ahí un parcial de 11-6 nos dejaba al descanso con una cómoda ventaja de 8 puntos (33-25) tras un buen segundo cuarto cuyo parcial fue 23-12 a favor de nuestros intereses.
El tercer cuarto se mantuvo en la misma dinámica, siempre con ventajas a nuestro favor que oscilaban entre los 8-12 puntos, estando algo más espesos en ataque pero realizando una grandísima defensa que impedía cualquier reacción rival. El tercer cuarto también fue nuestro por 15-10, dejando el marcador a falta del definitivo periodo en 48-35.
Durante el último cuarto, el rival subió sus lineas defensivas, pero éramos capaces de salir de su presión sin muchos problemas permitiéndonos situaciones de tiro cómodas, lo que pese al exceso de tiros libres fallados, nos permitía mantener e incluso aumentar la distancia en el marcador, pese a que el rival forzando su juego exterior nos castigaba con canastas de tres puntos. Así llegamos a los últimos tres minutos con una diferencia máxima de 17 puntos (64-47) que se vio reducida a los diez finales por el acierto rival y por nuestras limitaciones en los últimos minutos merced al gran número de faltas personales señaladas que se traducía en tres jugadores expulsados. Último cuarto perdido por 22-25 para llegar al resultado final.

Anotadores: Carlos Marín (0 puntos en 14 minutos), Rubén Villalba (2 p. en 20 m.), Vicen Plasencia (16 p. en 29 m.), Manu Plasencia (6 p. en 22 m.) y José Barrachina (15 p. en 24 m.) -cinco inicial- Raúl Marín (12 p. en 25 m.), Alberto Benedicto (11 p. en 30 m.), Alberto Luna (5 p. en 20 m.) y Marc Giménez (3 p. en 14 m.)