viernes, 7 de agosto de 2009

Larry Bird


No era el mas alto, no era el mas ágil, no era el mas atlético, no era el que mejor estilo tenía en el tiro, no era el que mejor botaba, no era el mejor defensor, no era el mas mediático... era simplemente EL MEJOR.
Nació en West Baden, Indiana, USA un 7 de diciembre de 1956. Elegido por Boston en primera ronda del draft de 1978 con el nº 6, donde jugó toda su carrera profesional, luchó por el reconocimiento de rookie del año (trofeo que ganó), con otro de los jugadores míticos de la NBA: Magic Johnson. Desde la temporada de su debut (79-80) hasta la última que participó (91-92) fue un referente en la liga, consiguiendo con los históricos Celtics de los 80´ tres anillos de campeón de la NBA, donde formó parte del mítico quinteto: Dennis Johnson (1954-2007), Danny Ainge (1959), el propio Larry Bird, Kevin McHale (1957) y Robert Parish (1953).
Además de los mencionados tres anillos y el título de rookie del año, su carrera está repleta de reconocimientos individuales y colectivos, como el oro olímpico en Barcelona 92, 3 MVP de la temporada regular, 2 MVP de las finales, 12 veces All Star donde obtuvo un MVP y 3 títulos del concurso de triples del All Star, sin olvidar el título de mejor entrenador del año en la temporada 1997-98, la de su debut, faceta en la que solamente entrenó tres temporadas al equipo de su tierra, los Indiana Pacers.
Estamos hablando sin lugar a dudas de uno de los mejores jugadores de baloncesto que ha existido, y para refrescar la memoria a todos aquellos que lo disfrutamos y para que disfruten de su juego los mas jóvenes, os presento el siguiente vídeo.
Todavía recuerdo el último tiro de uno de los concursos de triples que ganó, donde tenía la necesidad de anotar para ganar, y tras salir el balón de sus manos levantó el dedo índice indicando que era el nº 1. Naturalmente, la pelota entró...

video

2 comentarios:

  1. Sin comentarios, o si, ¡¡¡Una maaaaquina de hacerlo fácil!!!
    Que fácil es jugar a baloncesto.
    PD Cuanto más lo veo más me recuerda al gran Toni Lafarga.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Suscribo lo dicho... no hace falta volar a canasta y ser un super-atleta para ser un GRAN jugador de baloncesto.

    ¡Que te voy a decir de Toni !! ¡¡ y sin estirar porque le sentaba mal !! jaja

    abrazos en todo el cuerpo especialmente en los gemelos.

    ResponderEliminar