miércoles, 2 de diciembre de 2009

Fernando Martín, el eterno 10

El famoso tango de Gardel dice que “veinte años no es nada…”, y a veces no tengo mas remedio que darle la razón. Recuerdo como si fuera hoy el lugar donde me encontraba y con quien (¿verdad Esther, Alberto, Santa?) cuando nos dieron la noticia del fallecimiento de Fernando Martín, y hoy 3 de diciembre de 2.009 ha transcurrido la friolera de 20 años desde que un accidente de tráfico se llevara por delante al primer jugador de baloncesto mediático que haya existido en nuestro país y al pionero que abrió puertas hasta ese momento imposibles de abrir, para que posteriormente entraran por ellas multitud de jugadores españoles y europeos.

Nacido en Madrid un 25 de marzo de 1962, Fernando Martín Espina (2,05 m.) fue un deportista completo y un baloncestista tardío, puesto que no practicó este deporte hasta los 15 años, habiéndose dedicado anteriormente a la natación y al balonmano con gran éxito. Entró en la otrora prolífica cantera del Estudiantes donde comenzó a jugar, destacando desde el principio por su fortaleza física no exenta de calidad, que le permitió subir al primer equipo todavía en categoría junior, consiguiendo con 19 años un meritorio subcampeonato de liga junto a jugadores como Vicente Gil, Alfonso del Corral, Juan Carlos López Rodríguez o Slab Jones. Ese escaparate le llevó a cruzar la acera e irse al vecino rico y poderoso, el Real Madrid donde jugó cinco temporadas hasta su salto a la NBA.
En 1985 fue elegido en segunda ronda del draft con el nº 38 por New Jersey Nets, convirtiéndose en el primer español drafteado, segundo europeo, y primer europeo que lo hacía sin pasar previamente por alguna universidad norteamericana. Actualmente estamos cansados de ver a jugadores europeos y españoles concretamente dar el salto, jugar y hasta ser figuras de la llamada mejor liga del mundo, pero en su momento, lo conseguido por Fernando fue un hito de grandes dimensiones, primero por el altísimo nivel de la NBA en los 80, por la gran diferencia entre ellos y el baloncesto FIBA y por último, por la cerrazón y ombliguismo habitual de los yankees hacia todo lo que les viene de fuera.
Tuvo que esperar una temporada mas hasta recalar en Portland Trail Blazers, que le vino bien para poder participar en el Mundobasquet de Espana 86, ya que en esa época los jugadores profesionales no podían participar con sus selecciones. Una vez en Portland las cosas no le fueron del todo bien, pese a que él siempre dijo que iba allí a aprender, ya que no gozó de la confianza suficiente y además tuvo varias lesiones de cierta gravedad que le impidieron una continuidad en su juego, disputando solamente 24 partidos y anotando 22 puntos en 146 minutos jugados. Pero eso no era lo importante, lo importante es que había sido el primero en romper una barrera que luego traspasarían con gran éxito jugadores como Radja, Kukoc, Divac, Petrovic o Gasol.
Su palmarés lo completan 4 títulos de liga ACB, 3 copas del Rey, 1 mundial de clubes, 1 recopa de Europa y un subcampeonato en la copa de Europa, amén de 72 partidos con la selección española con la que consiguió la plata en el Europeo de Nantes 83 y el mítico subcampeonato olímpico en Los Angeles 84. A título póstumo, fue incluido en el Salón de la Fama del baloncesto FIBA en 2007.
En definitiva estamos ante uno de los mas grandes jugadores de baloncesto españoles de todos los tiempos, e indudablemente ante el pionero que consiguió que el baloncesto diese el salto de calidad que necesitaba para que generaciones posteriores cogieran su testigo y nos llevaran al nivel que disfrutamos actualmente.
Os dejo con tres vídeos: el primero con imágenes de la carrera de Martín, el segundo es un vídeo en el que se puede apreciar su juego y especialmente sus enfrentamientos con Audie Norris, y el tercero con el homenaje que le tributó Rudy Fernández en el último All Star de la NBA en lo que fue la primera participación de un español en el concurso de mates... otro pionero.

video